El rincón de Joacko

23 Ene 2013

Escrito por: joacko el 23 Ene 2013 - URL Permanente

“Derroche a la americana, en tiempos de crisis”

Una vez más, la pomposidad y el derroche hicieron acto de presencia en la ceremonia oficial de inauguración del presidente Barack Obama, a pesar de la crisis que todavía afecta a la nación estadounidense.

Después de la suntuosa ceremonia de inauguración presidencial, con varios siglos de tradición en los Estados unidos, me quedó la sensación de que se trata de otro de esos eventos que, con la que está cayendo en el ámbito económico de la nación norteamericana, los mismos ciudadanos deberían haber solicitado que se limitase a un acto mucho más simple y sin tanto derroche o a un mero evento protocolario sin tanto despilfarro.

Entiendo que en tiempos de bonanza económica los gobiernos no reparen en gastos a la hora de mostrar al mundo sus tradiciones democráticas, etc.etc.; pero me parece una vergüenza que, mientras se despilfarran decenas de millones de dólares en suntuosidad y seguridad para proteger a los propios suntuosos, millones de estadounidenses que nadie ve en esas imágenes, llegan con las justas a fin de mes y muchísimos otros, incluyendo un alto porcentaje de niños, incluso pasan hambre a diario.

Pero claro, cuando las televisiones de todos los rincones del planeta muestran a una multitud entusiasmada, enarbolando banderitas y proclamando a los cuatro vientos a su presidente, quien diría que muchos de esos que estaban ahí probablemente a duras penas les alcanza para vivir el día a día.

El derroche a la americana seguramente continuará cada cuatro años, tal y como lo han venido haciendo desde el 30 de Abril de 1789

Y es que, a pesar de la sensación de recuperación económica que el gobierno estadounidense quiera transmitir, atrás quedaron los años en que cualquier ciudadano o residente legal podía conseguir fácilmente un empleo fijo, bien remunerado y con todos los beneficios, incluyendo seguro médico familiar y vacaciones pagadas. En los tiempos que corren, y con algo de suerte, algunos de los más de 12 millones de desempleados que hay en EE.UU., tal vez encuentren un trabajo de media jornada, precariamente remunerado y sin derecho a beneficios médicos ni vacaciones.

Asimismo, cada vez son más los jóvenes que, tras finalizar sus estudios universitarios, regresan al hogar de sus padres con un reluciente diploma bajo el brazo y una importante deuda, que deberán reembolsar al banco que les dio el préstamo estudiantil, muy probablemente con la ayuda de sus progenitores, hasta que la difícil situación económica comience a revertir y nuevamente haya trabajos para esa nueva fuerza laboral que se reintegra constantemente a la sociedad con estudios superiores.

Mientras tanto, el derroche a la americana seguramente continuará cada cuatro años sin que, a los políticos y a la mayor parte de la ciudadanía, aparentemente les importe la situación económica del país, tal y como lo han venido haciendo desde el 30 de Abril de 1789, cuando tomó oficialmente posesión de su cargo, el primer presidente de los EE.UU., George Washington.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

PPB

PPB dijo

Bueno, en unos días tenemos los Goya, una patética y hornera copia de los Oscars, evento en el que se derrocha mucho dinero....

Por cierto ¿Dan premios al carpintero que mejor haya trabajado a lo largo del año? No entiendo por que, entonces, se le debe premiar a esta patulea de tetaremos.

Ah, lo de Obama me afecta menos.... Como que los EEUU están muy lejos....

Un saludo

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Avatar de joacko

Sobre este blog

El rincón de Joacko
joacko

ver perfil »

Amigos

Fans

  • jacoes

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00