Naranjito

26 Dic 2012

Escrito por: concurrencias el 26 Dic 2012 - URL Permanente

Si es que el profe le tiene manía

Sobre todo, es mentira lo que sugiere la acumulación de verdades: victoria de los Lakers (100-94), la quinta consecutiva, equilibrando por fin su balance victorias-derrotas (14-14), con un triunfo de grandeza frente a los portentosos Knicks y gracias a un Pau Gasol resolutivo en los minutos finales. Secuelas verídicas, objetivas, de un partido que deja otra verdad: los Lakers son un desbarajuste muy vulnerable y Pau Gasol vive completamente desubicado. El profe le tiene manía, hasta el punto que parecería sensato cambiar al chico de colegio.

El entrenador de los Lakers, Mike D'Antoni, que, en teoría, le había prometido reconocimiento tras una cena privada la pasada semana, le tuvo fuera de sitio la mayor parte del encuentro. Ejerce de ala-pívot tan abierto que su juego pierde impacto y se ve obligado a fabricar tiros lejanos, mal seleccionados; actúa como un segundo base, que prolonga la circulación de balón y apenas recibe en las cercanías del aro. La zona alrededor del tablero es un coto privado para la danza de Dwight Howard, que parece no complementarse con Pau Gasol.

Al menos ayer, y cumpliendo con la palabra dada, D'Antoni sí mantuvo al español en cancha en los momentos cruciales, aunque fuese a costa de situaciones tan chocantes como verle emparejado en defensa a Jason Kidd.

Es decir, Pau, pívot, con sus 2,16 metros, perseguía a un base 25 centímetros más bajito, correteando tan distante del aro que se desactiva su potencial reboteador o intimidador. Sin sentido, sobre todo, porque los Lakers tampoco hicieron nada por aprovechar el desajuste del que se veía favorecido Gasol en el aro contrario, emparejado a Carmelo Anthony.

No probaron a buscarle dentro de la zona hasta que faltaban 41 segundos. Por supuesto, Pau le sacó una falta y tiros libres a su par. Sólo anotó el primero, que suponía una renta importante (97-94), definitiva a la vuelta de la esquina. Otra vez, aleluya, el sistema encontró a Pau Gasol, que en cuatro pasos cruzó la zona y machacó como se ve en la imagen superior (99-94). Cinco puntos que difuminaban la realidad de una noche ambivalente para los Lakers.

Falta fluidez en el juego, hay una incompatibilidad no resuelta entre los dos pívots titulares, sufren mucho si el rival toma vuelo... Pero ganaron, y en la situación de la franquicia, tras un cambio de entrenador y demasiadas derrotas, no hay mayor elemento estabilizador para el conjunto y para el propio Pau.

Entró en los cinco minutos finales con un pésimo 27% en el tiro (3/11). Ciertamente, se lo había puesto duro el sistema de juego, pero se le notaba deprimido, con cara de transferible. Sin embargo, en una prueba sobresaliente de personalidad, se rebeló para firmar cinco de los últimos 11 puntos de su conjunto y acabó siendo aplaudido por todos como el héroe final de la noche. Proclamarle como la gran estrella tampoco sería del todo cierto/justo, tras la exhibición compartida de Carmelo Anthony y Kobe Bryant, ambos con 34 puntos y por encima del 50% de acierto en el tiro.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Anónimo

Anónimo dijo

HOLA

Juan

Juan dijo

Hola, que tal la familia??

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Avatar de concurrencias

Sobre este blog

Naranjito
concurrencias

ver perfil »

Amigos

  • msilva

Fans

  • fassulas
  • murle

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00