NBA Draft

04 Ene 2013

Escrito por: pedroalv el 04 Ene 2013 - URL Permanente

Los Angeles Lakers 2012/2013, expectativas vs realidad.

Los Angeles Lakers cierran el año 2012 con un balance que refleja lo que ha sido para ellos este comienzo de temporada. 15 victorias y 15 derrotas. Una enorme decepción, teniendo en cuenta las expectativas creadas en torno al equipo para esta temporada. El mánager general Mitch Kupchak había salido de caza en verano y había regresado con dos de las piezas más codiciadas del mercado. Nada más y nada menos que el base Steve Nash (dos veces MVP en 2005 y 2006) y el pívot Dwight Howard (tres veces mejor defensor en 2009, 2010 y 2011). Y sin tener que “sacrificar” a cambio a Pau Gasol. Sí que tuvo que desprenderse de Andrew Bynum, pero lo que podía parecer una pérdida notable, hasta ahora se ha quedado en simple anécdota. Estamos ante un jugador que, a 31 de diciembre de 2012, aún no ha debutado oficialmente con su nuevo equipo, Philadelphia 76ers, por sus eternos problemas físicos en ambas rodillas.

La expectación ante un quinteto formado por Nash, Bryant, Metta World Peace, Gasol y Howard hacía pensar en unos Lakers favoritos para hacerse, no solo con la corona de la Conferencia Oeste, sino también con el anillo de campeones que defienden desde Florida LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh y sus Miami Heat. Un equipo que se reforzaba también para esta temporada con el escolta Ray Allen, uno de los mejores tiradores de la historia de la NBA.

Comenzaba la temporada regular y los Lakers no terminaban de arrancar. Pronto llegaría la primera víctima. Bastaron cuatro derrotas en los cinco primeros partidos para que cayera el entrenador. En una decisión prematura y sorprendente, Mike Brown fue destituido. Uno de sus asistentes técnicos, Bernie Bickerstaff, se hizo cargo del equipo de manera provisional logrando un estupendo balance de cuatro victorias y una derrota.

Pero mientras Bickerstaff ponía un poco de calma en la marejada amarilla, los rumores sobre el posible nuevo inquilino del banquillo se desataban. De entre todos los candidatos el nombre que más sonaba era el de una leyenda viva. El Maestro Zen. El Señor de los Anillos (once como entrenador y dos como jugador.) Pero cuando todo parecía indicar que el retorno de Phil Jackson era un hecho, las negociaciones se rompieron y fue Mike D’Antoni el elegido para sustituir a Brown.

Ya fuera por una cuestión de egos, impaciencia por una o ambas partes, o por motivos económicos, el regreso de Jackson quedó abortado. Este hecho resultó una profunda decepción para gran parte de los aficionados del equipo angelino. D´Antoni es un entrenador con una muy buena trayectoria y un excelente pedigrí como técnico, pero el estilo habitual de sus equipos, consistente en rápidas transiciones y muchos tiros exteriores, no parecía adaptarse al perfil de Los Angeles Lakers 2012-2013. Un equipo veterano, poco atlético y cuyo principal arsenal ofensivo reside dentro de la pintura.

Y es en la pintura donde ha residido uno de los principales problemas de los Lakers. El rendimiento de Dwight Howard ha estado muy por debajo de lo esperado. Sus números son más que correctos: 17 puntos, 12 rebotes y 2,5 tapones por partido. Pero su impacto en el juego no es ni por el asomo el del pívot dominador en ataque, y sobre todo en defensa, que portaba la camiseta de Orlando Magic. Es evidente que su estado físico no es el mejor, algo que salta a la vista al verle incluso fallar mates relativamente sencillos, una de sus grandes especialidades. Incluso su juego en defensa se ha vuelto errático e irregular. Se rumorea que tras su lesión y posterior operación de espalda, el periodo de recuperación de Howard debió haberle llevado a no debutar hasta enero. Viendo su rendimiento, es probable que fuera cierto. En el apartado positivo, es elogiable el hecho de que haya forzado y acelerado los plazos del proceso de recuperación para poder empezar la temporada con su nuevo equipo. El deseo de los aficionados es que para 2013 vuelva la mejor versión de Supermán, y no el Clark Kent que hasta ahora ha estado portando el dorsal 12.

El compañero de Howard en la pintura tampoco ha tenido suerte con las lesiones. Pau Gasol comenzaba la temporada con un bajón importante tanto en números como en rendimiento. Parecía que el ala-pívot español había perdido gran parte de su explosividad, tratando de compensar esta carencia física con la clase y la técnica que corresponden a uno de los mejores jugadores europeos de la historia de la NBA. Pau sufría también para adaptarse a las vicisitudes tácticas y cambios de esquemas que llegaban desde el banquillo.

Finalmente, las molestias físicas que padecía serían diagnosticadas como tendinitis en ambas rodillas y Gasol se perdería ocho encuentros a consecuencia de ello. D’Antoni trató de suplir la ausencia de Pau en el puesto de ala-pívot con el recién llegado Antawn Jamison. El veterano jugador salido de la Universidad de Carolina del Norte combinó actuaciones notables con otras bastante pobres. Jamison demostró tener un buen lanzamiento exterior, que se amoldaba bien al perfil de ala-pívot tirador que buscaba D’Antoni para su sistema, pero su defensa y capacidad reboteadora dejaron mucho que desear.

Tras volver de la lesión, un Gasol con más energía mostraría su gran capacidad de adaptación al alejarse de la zona para convertirse en un ala-pívot tirador. Pau ha comenzado a desarrollar esta nueva faceta de su juego con éxito, anotando un total de cinco triples en sus cinco primeros partidos desde su vuelta al quinteto titular. Del proceso de adaptación de Pau al sistema de Mike D’Antoni dependen muchas de las opciones de éxito de su equipo.

Steve Nash no escaparía al mal fario de su equipo con las lesiones. El base canadiense sufrió una pequeña fractura en el peroné que le hizo ausentarse de las canchas durante veintitrés partidos. A esta lesión se unió la del base reserva, Steve Blake, lo que hizo que tuvieran que tomar el timón del equipo bases de tercera línea como Chris Duhon o Darius Morris. El rendimiento del equipo se resintió gravemente antes esta situación, pero la vuelta de Nash ha hecho que el equipo remonte el vuelo poco a poco.

Entre las notas positivas, cabe destacar el enorme comienzo de campaña que está completando un rejuvenecido Kobe Bryant. Más eficiente que nunca, continúa siendo el pulmón anotador del equipo, y uno de los pocos jugadores que ha mantenido una salud en perfecto estado. También es reseñable el gran comienzo de temporada de Metta World Peace, que a su tenaz y dura defensa, ha sumado una notable mejora en su juego de ataque, especialmente en su tiro exterior.

Queda mucha temporada pero sobre el Staples Center sobrevuelan los fantasmas de la
temporada 2003-2004 . Por aquel entonces, un quinteto que contaba con estrellas de la talla de Gary Payton, Kobe Bryant, Karl Malone y Shaquille O’Neal no pudo hacerse con el anillo pese a llegar a la final, ya que sufrieron una dura derrota por 4-0 frente a Detroit Pistons. Aquel equipo también parecía predestinado a arrasar y acabó siendo una decepción. En las manos de Steve, Kobe, Pau y Dwight está evitar que la historia se repita, pero a dia de hoy, los Lakers han dejado de ser el principal equipo de la ciudad tal y como reflejan las apuestas de basket, en las que los Clipers han pasado a ser los favoritos para el partido de esta noche frente a los Lakers.







Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Avatar de pedroalv

Sobre este blog

NBA Draft
pedroalv

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

AS.com Clasificación de baloncesto

Esperando Contenido Widget ...

AS.com Opinión

Esperando Contenido Widget ...

AS.com Última hora

Esperando Contenido Widget ...
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00